30 mayo 2007

Y vendí mi alma al comic: From Hell

Todavía hay muchos que asocian los comics a la condición de friki. Apilados junto a las cartas del Magic, la calculadora científica, el cubo de Rubik y las miniaturas de Star Wars, todo friki que se precie debe de presumir de poseer la colección completa de las aventuras y desventuras del héroe, superhéroe o antí-héroe de vestimenta estrafalaria de turno.


Sin embargo, el mundo del cómic no se reduce al catálogo de mallas y máscaras de MARVEL y DC. Hay comics para todos los gustos y para todo tipo de personas, siempre que les guste leer y dejarse llevar por una buena historia.


Y de eso va esta entrada, de una de las historias mejor contadas que he leído últimamente, que más he disfrutado y con la que más miedo he pasado. Se trata de "From Hell", de Alan Moore. Esta novela gráfica - así llaman algunos a ciertos comics para darles un aire más serio - relata los asesinatos de Jack el Destripador, atribuyéndole identidad al misterioso asesino. Alan Moore se basa en una hipótesis que relaciona la realeza con el mundo de la prostitución del East End londinense, a la que los estudiosos del tema dan poco crédito, pero que sin duda resulta ideal para construir una trama interesante.


"From Hell" es la biografía de un asesino, de sus antecedentes, condicionamientos y motivaciones, pero también el retrato de una sociedad, la victoriana, clasista, desigual e hipócrita, que necesita aparentar la observancia de la moral tradicional ante la atenta mirada de la prensa, los juicios de la opinión pública y el surgimiento de los fenómenos mediáticos.


La versión original en inglés permite especialmente apreciar la diferencia entre el mundo del asesino e inductores y sus víctimas: cómo se expresan las prostitutas de Whitechapel y los aristócratas, cómo son sus vidas y su día a día. Es desolador contemplar la fatalidad que acecha a las clases bajas y la impunidad de las clases altas.


La historia da auténtico pavor. Las viñetas, en blanco y negro y dibujadas a plumilla, retratan de forma explícita la brutalidad de los crímenes, hasta donde puede saberse, de forma absolutamente fiel a la realidad. Pero sobre todo, lo pasas fatal viendo - y ésto es lo bueno del cómic, que también cuenta la historia en imágenes - cómo las víctimas se dirigen de manera inexorable al encuentro de su fatal destino.


Pasas miedo con ellas, en un callejón de madrugada, en sus míseros cuchitriles, cuando ves que alguien se acerca o que espía desde la oscuridad. Pasas miedo con la frialdad del Destripador y con la falta de humanidad de implicados y testigos. Pasas miedo con quienes cometen y encubren los crímenes y con quienes fantasean sobre ellos.


Tan sólo haría un par de advertencias a quien se interesara por "From Hell". La primera, es un tocho enorme. La segunda, si os compráis la versión en inglés, cuesta un poco hacerse con el habla de los barrios bajos, y ésto es importante porque la trama es compleja y no se puede perder detalle. Y por último, la sobriedad del dibujo puede producir a veces confusión a la hora de identificar a algunos personajes.


Con todo, animo a los que quieran disfrutar pasando un mal rato a que se atrevan con "From Hell", lo mejor que he leído en cómics para adultos hasta la fecha, me ha entusiasmado... se nota, ¿verdad? Lo próximo, una de aventuras: Corto Maltés me espera. ;-)

5 comentarios:

Greeny dijo...

Ese comic es la ostia, me encanta.

Eleni dijo...

Oye, este greeny y tú almas gemelas, eh? uoooooooooooo!

Greeny dijo...

No lo somos, que a ella le gustá el heavy y el equipo griego masculino de Waterpolo xD (yo seguro que prefiero el femenino)

Mercedes dijo...

Ahí te ha dao, querida. :-P

Por cierto, ¿has leído más cosas de Alan Moore? Yo tengo "V for Vendetta" que me gustó mucho y en la lista de imprescindibles por comprar "Watchmen", de la que todo el mundo dice que es una obra maestra.

Greeny dijo...

V de Vendetta lo tengo en pendientes, Watchmen... sí, es una obra maestra, es la pista que te doy xD

Pero también soy de Marvel y mi amigo Spiderman :)