06 junio 2007

Vaciones o no vacaciones: that is the question.

Alguna entidad superior de las que rigen el universo y el destino de los pobres mortales ha debido decidir que, para equilibrar la balanza del karma - o lo que diablos sea - y compensar la juerga y el derroche del año pasado, del que fue sin duda el mejor verano de mi vida, este lo tengo que pasar en casita aburrida y al pie del aire acondicionado.


Cuando leo los periódicos que vaticinan récords de temperaturas nunca vistos, quiero cortarme las venas. O meterme de cabeza en el congelador. O comprarme un perro gigantesco, escaparme a Friburgo y unirme allí a una panda de punkies de los que viven tirados en las calles, ajenos a los avatares de la vida burguesa... ¿que los andaluces somos exagerados? ¡Anda ya!


Para consolarme, voy a escribir una lista de posibles planes y así verle el lado positivo al verano:


- algo que siempre me ha hecho muchísima ilusión: ir al festival de teatro clásico de Mérida, asistir a alguna representación, pasearme por las ruinas romanas, vestirme de romana, comer comida romana, cotillear en los mercados de artesanía romana... ¿está claro que me chifla lo romano?


- conocer Portugal, que está muy cerquita y tiene que ser bonito, aunque me han dicho que en verano está lleno de ingleses y yo, como buena germanófila, les tengo un poco de manía...


- ir a Madrid a visitar a una amiga y su bebé, cotillear hasta que se nos caiga la lengua a trozos, y si hay posibilidad, hacer alguna excursión a un sitio cercano como El Escorial o Segovia.


En fin, cualquier cosa mejor que quedarse aquí a solas con el Derecho Administrativo. Problema: el acompañante. Todavía estoy a tiempo de escribirle a Viggo Mortensen, Hugh Jackman, Bela B. o la selección griega de Waterpolo, a ver si alguno se apunta. :-P

6 comentarios:

Greeny dijo...

Mi verano será:

- Tocar y tocar conciertos.

- Irme una semana a Alemania.

- Trabajar más aún :(

- Y quizás, sólo quizás, gira con mi banda por Suecia y Finlandia :O

El Mario dijo...

Que sepas que has puesto "escursión"

Mercedes dijo...

Alemania, Suecia y Finlandia... ¡buenos planes para huir del calor! Estuve en Suecia hace unos años, se está muy bien al fresquito y como es casi todo el tiempo de día, la luz del sol te carga las pilas y da para hacer muchísimas cosas. ¡Qué envidia!

Después del verano, aunque todavía no sé cuándo, tengo previsto un viajito que me puede llevar a pasar un par de días en Alemania, concretamente en Berlín... ¡ya veremos! Estoy deseando volver.

Por cierto, ¿tú hablas alemán? Lo pregunto porque lo que me hace precisamente gracia de die ärzte son las letras, si no las entiendes, le pierdes la ironía y el "cachondeito" - a la alemana, claro - a las canciones.

Mercedes dijo...

¡Policía de la lengua española! Ya está arreglao. :-P

Greeny dijo...

Algo sé de alemán, por eso me encanta DÄ, por las letras :)

A Alemania de hecho voy a un cursillo, a Berlín. Será en agosto o septiembre, ¡qué ganas!

Saludos

PD: Portugal me ENCANTA, recomendada Évora.

Mercedes dijo...

En esos cursos es donde más se aprende. ¡Qué suerte! Además, te lo pasas muy bien. El año pasado estuve un mes en Friburgo, fue fantástico.

Eso sí, echa en la maleta un abrigo y el paraguas.