22 octubre 2007

Hamilton el Largo y el deporte nacional.

Hamilton no hubiera podido ganar en Brasil en la vida, había demasiada gente haciéndole voodoo. En la tele daba gritos de alegría hasta el apuntador cuando se salió en la curva y cuando el coche se le paró. Me alegro de que no haya ganado por listillo, tramposo, marrullero y por considerar que el enemigo era alguien de su propia casa, cuando el enemigo siempre está fuera.


Por cierto, he de confesaros que..¡Fernando Alonso no me cae mal! Vale que el chico no es unas castañuelas, que es poco extrovertido, seriote... en fin, lo que se dice asturiano. Pero en absoluto puedo compartir la opinión de aquellos que dicen que es prepotente y antipático.


Conozco a muchos que no lo tragan y que desde el principio preferían a Raikkonen. Casualmente son los mismos que consideran a Rafael Nadal un niñato estúpido y engreído. Y los mismos que ven a Penélope Cruz como una chacha arreglada que ha subido escalafones a base de ligarse al tonto de turno en el momento adecuado. Y que Amenábar es un raro favorecido por la élite sociata y cultureta. Y Bardem un chulo creído que va de machote Y... bueno, ¿es que nos gusta alguno?


En serio, ¿todo el que triunfa, en especial el que lo hace fuera, es tan imbécil? ¿Se lo merece tan poco? ¿No será que somos un poco - bastante - envidiosillos? Por que si no, no me lo explico. En todos los países están orgullosísimos de los compatriotas que tienen éxito. Menos en España. Me da pena decirlo, pero creo que el fútbol no es el auténtico deporte nacional. Será por eso por lo que nunca ganamos nada.

3 comentarios:

A. Ramírez dijo...

Ya lo dijo Ortega; "yo soy yo y mi circunstancias". En realidad con lo de las circunstancias se refería a lo circunstancial, a lo transitorio y eventual.
Que si ganamos en algo, todos nos alegramos por lo efímero y raro del triunfo. Pero amiga, si volvemos a repetir triunfo, consideramos la hazaña como logro alicaido por aquello de la costumbre y el aburrimiento de ver siempre lo mismo.
Ya le paso al grandísimo Indurain, al final de su carera todos decían; !puaf, ya no puede!
Se pierde la ilusión con nada, ya no nos gusta nada, no nos asombramos ante nada. Somos unos listillos...y a sí nos va.

Greeny dijo...

Hey, bienvenida de nuevo de tus vacaciones :)

Pues mira, mi piloto fvorito es Raikkonen... pero me gusta Rafa Nadal y me alegra aún así que gané Alonso :)

Pero sí, en este país solemos actuar así...

EL DEL TAMBOR DE GALERAS: dijo...

A BEN HUR Y GALEOTES: REMEN REMEN SIN PARA REMEN REMEN SIN PARAR.. MAR ARIBA MAR ABAJO LOS AZOTES SENTIRAN!

YO SOY ZAMPANO "EL ESCLAVO ROMANO"...