06 julio 2006

Unas palabritas antes de la siesta.

Para que mi amiga Elena no se sienta sola en el ciberespacio, poder comentar sus impresiones como Dios manda y dar salida al montón de cosas que se me ocurren a diario, algunas transcendentes, otras banales, me decido a crear el presente blog.
Tras la inauguración oficial, hecha a mala hora y bajo el influjo de una cálida tarde de julio, toca una pequeña siesta para reponer fuerzas, tras la cual dejaré una bonita entrada: un cuento con moraleja. Pero todo a su tiempo.

2 comentarios:

Elenowsky dijo...

Qué bien que te hayas hecho un blog, ya sabía yo que era tu lider, je je.
El cuento muy bonito, pero la pregunta es: ¿tu abuelo te daba dinero además de contarte cuentos?
Un besazo

Mercedes dijo...

Mi abuelo, lo que es dinero, me ha dado más bien poco, por no decir que nada. Los Ramírez son de la hermandad del puño, menos yo, que soy la oveja negra de la familia.